Feliz 2016

En estos primeros días quiero agradeceros a vosotros queridos lectores por todas las visitas recibidas, la verdad es que son bastantes mas de las que habría llegado a imaginar para este humilde blog que no tiene una temática en sí, sino que son varias líneas (poesía, reflexiones, curiosidades animales…lo que viene siendo un poco las cosas que hay en mi cabeza).

Quiero agradecer en especial a todas las personas que comentan, comparten y divulgan este blog para que pueda llegarle a mas gente, como siempre, estoy abierto a sugerencias sobre algún tema que os interese mediante comentarios. Espero que tengáis un FELIZ 2016 y espero que todas las entradas del 2016 tengan el mismo éxito (o más) del que han tenido las de 2015, GRACIAS A TODOS.

Lengua de serpiente

Envidiosa como Glauce me

envías tu vestido con veneno,

intentas matarme mientras

por dentro me quemo.

Quieres abrir la caja de pandora

mientras tu corazón llora,

y con lagrimas quieres llenar

todo el vacío que te sobra.

Intentas camuflar el dolor

cual camaleón ante un depredador,

mas has de saber, que hasta

el mas ciego te puede ver.

No quieres cerrar la herida

sin clavar algunas espadas,

sepa usted que quien a hierro mata,

a hierro muere.

No hagas lo que no quieres que te hagan

no juegues con quien crees que puedes jugar.

Lengua de serpiente y corazón de metal

lo único que te faltaba para acabar mal.

No me ates, vuela conmigo

Nunca dejes que una persona te cambie, nunca dejes que te digan lo que tienes que hacer, nunca dejes que te digan tus límites. Porque puede que poco a poco dejes de ser tu, puede que creas entrar en el paraíso y realmente estés entrando en una jaula con un decorado llamativo. Y algún día te darás cuenta que entraste en una jaula sin quererlo, te sentirás atado hasta que no vuelvas a ser tu realmente.

fenixPor eso, sé tu mismo, haz lo que te plazca, pasatelo bien, valora a tu gente, ríe, llora, grita, salta, corre, siéntete libre, VUELA. Y es que no hay sensación más liberadora que el volver a ser tu, el desenterrar tus alas y volver a lucirlas, sentir el viento de la vida golpeándote en la cara, porque la vida está para ser libre, para volar. Por eso, no me ates, vuela conmigo.

¿vida sin música?

Música, una palabra para algo tan grande, ¿qué sería de la vida sin música? ¿Como puede una simple melodía envolverte y hacerte preso de ella? Da igual el estilo, el ritmo, siempre está ahí, dispuesta a quitarte todos esos nudos de la garganta, dispuesta a explicar todas esas situaciones para las que no te salen las palabras, dispuesta a subirte la adrenalina y hacerte pasar de un estado de bajón a uno eufórico. Da igual hip-hop, rock, pop, country, ópera, jazz…

Todos tenemos una de esas canciones que te llegan muy adentro, que te hacen sentirte identificado, que no te cansarás de escuchar, es más, muchas veces necesitas volver a escucharla una y otra vez. La música es algo mas que un arte, es vida, es sentimiento.

A mi la canción que mas me llega y que nunca puedo dejar de escuchar es la siguiente;

Rapsusklei – a fuego

Mi favorita

Pequeñas alas y un poco de felicidad

Era un día cualquiera, caminaba en dirección al hospital a ver a mi pequeño ángel, si si, a ese que un día le cortaron las alas, he de decir que parece que vuelven a crecer, que poco a poco, pluma a pluma, todo se construye. Como iba diciendo… caminaba solo, con las manos en el interior de mis bolsillos, el aire empezó a azotar mas fuerte, mis hombros se encogieron mientras mis orejas empezaban a congelarse. Las hojas de los árboles sonaban, era un día feo, pero yo iba sumergido en mis pensamientos, así que me importó poco.

ANGGEL¿qué estará haciendo mi ángel? ¿qué tal le habrá ido el día? estaba entre mis pensamientos cuando ya en el pasillo una enfermera me dijo buenas tardes, a lo que yo respondí con otro saludo. Caminaba por el triste pasillo y ese odioso y característico olor a hospital al que desgraciadamente ya estaba acostumbrado.

Allí estaba, mi ángel con las alas pequeñitas, pero con una cara de felicidad que me contagió una sonrisa. Aprovechamos para jugar y pasarlo bien, intentando sonreír cada segundo, olvidándonos del resto del mundo, solo estábamos ella, la diversión y yo.

De repente una mala noticia llegó a mi…. pues en el otro lado del pasillo había otra persona, asi que decidí ir a verla. Caminaba por el pasillo con el corazón en un puño, y cuando empezamos a entrar esa conocida voz decía:

-¿quien viene a regalarme un poquito de su tiempo?-repitió 2 veces

Ahí estaba el, aun recuerdo sus clases, en especial de historia y algunas frases como “Los españolitos eramos unos fieras, con nosotros nadie se metía”. Estaba muy delgado, yo tímidamente me acerqué, no sabia que hacer, que decir, estaba impactado. Él comenzó a hablar y sin duda, su humor seguía igual que siempre. Hablamos de muchos temas, incluso me regaló una hora de su tiempo para que hiciera deportedon_cmalato.

Ese día volví a mi casa pero… no era igual que todos los días, estaba feliz por una parte, triste por otra, pero sobre todo ese día me fuí con algo grabado en el corazón, y es que sean cuales sean las circunstancias, hay que seguir luchando contra la vida con humor y sobre todo siendo felices.

Ha llegado a mi una reflexión en mi opinión bastante bonita que creo que merece la pena compartir.

Porque cada detalle cuenta, porque a veces los momentos mas pequeños y mas simples son los que hacen mas grandes a una persona, vive, vive cada momento para hacerlo inolvidable, aprovecha cada segundo con las personas que te hacen sentir bien, ahora están, puede que mañana no.

Canciones

Estábamos todos reunidos mientras las palabras te hacían sentirte cada vez más perdido, mientras te dabas cuentas de que no formas parte de esa historia, que solo eres un actor secundario. Cuando se parte el corazón hay una tristeza que lo llena, que te impide ver el resto de cosas que la vida te da.


(que caro es el tiempo- el canto del loco)

Ahora los días que comienzan simplemente no tienes ganas de levantarte, no sabes que decir, no te quedan palabras que escribir, ya no hay palabras para pronunciar, simplemente las canciones hablan por ti.


(la verdad- dani martín)