No me ates, vuela conmigo

Nunca dejes que una persona te cambie, nunca dejes que te digan lo que tienes que hacer, nunca dejes que te digan tus límites. Porque puede que poco a poco dejes de ser tu, puede que creas entrar en el paraíso y realmente estés entrando en una jaula con un decorado llamativo. Y algún día te darás cuenta que entraste en una jaula sin quererlo, te sentirás atado hasta que no vuelvas a ser tu realmente.

fenixPor eso, sé tu mismo, haz lo que te plazca, pasatelo bien, valora a tu gente, ríe, llora, grita, salta, corre, siéntete libre, VUELA. Y es que no hay sensación más liberadora que el volver a ser tu, el desenterrar tus alas y volver a lucirlas, sentir el viento de la vida golpeándote en la cara, porque la vida está para ser libre, para volar. Por eso, no me ates, vuela conmigo.